Autoconocimiento

SOY UNA MUJER DESPIERTA

Un ser humano despierta el momento que empieza a cuestionar su entorno, su vida y sus creencias, el momento en que siente que todo lo que tiene no le llena, despiertas cuando te permites abrir los ojos más allá de la máscara del ego y observar tu realidad, lo bonito y lo no tan bonito. Me atrevería a decir que existen infinitos despertares, es como ir pelando una cebolla, capa a capa según podamos ir sosteniendo. 

Un despertar casi siempre viene después de una noche oscura del alma, la noche oscura del alma se le denomina a esos momentos o situaciones que nos derrumban, que te llenan de tristeza profunda y que casi nunca ves venir. Cuando despiertas es muy confuso porque sientes muchas cosas y no entiendes porqué o para que, y esto es porque estas despierta pero aun mantienes y te mueves desde tus programaciones y creencias limitantes, es decir estas en el ego limitado y llena de miedo.

Cuando inicias un proceso terapéutico hay un despertar, es por eso que muchas veces podemos creer que nos sentimos peor cuando estamos en terapia que cuando no estábamos, y no es que la terapia te haga daño o que haya algo mal en ti, es que sencillamente tenias enjaulada la voz de tu alma, tomaste una habitación en tu interior y sencillamente escogiste esconder ahí lo que creíste o te dijeron alguna vez que estaba incorrecto en ti. 

Imaginate, como no vas a sentir dolor cuando te permites por primera vez ver de frente esa parte de ti que decidiste callar y que autoflagelas con cada pensamiento y acción.

SÍNTOMAS DEL DESPERTAR

Estos son algunos de los síntomas que puedes experimentar cuando despiertas

 

  • Sientes miedo y confusión
  • Sientes un vacío que te angustia
  • Te sientes sola, así estes rodeada de personas
  • Te sientes diferente
  • Sientes que nadie te entiende
  • Puede que creas que vas en contra del mundo
  • Buscas aislarte o buscas estar rodeada de personas siempre
  • Abusas de sustancias tóxicas para evitar enfrentarte con tus pensamientos alcohol, cigarro, drogas..
  • Comportamientos que no están asociados a tu verdad pero que según la sociedad te harán feliz como trabajar excesivamente, estar en una relación que no te llena….
  • Sientes que tu voz no es escuchada
  • Te sientes débil y pequeña
  • Sientes una desconexión con el entorno, estás ahí pero no te sientes presente
  • Haces o dices cosas que no son realmente tú, solo por complacer o sencillamente para no tener que dar explicaciones
  • No sabes exactamente que quieres o hacia donde ir, pero sientes que quieres algo más
  • Sientes una tristeza profunda
  • Ansiedad e insomnio
  • Tienes miedo a equivocarte
  • Tienes miedo al compromiso
  • Crees que hay algo realmente extraño contigo y no sabes por dónde empezar porque el miedo te arropa.

No tienes que experimentar todos estos síntomas, ni son síntomas exclusivos en procesos de despertar.

Mi primer despertar fue en el 2012, había finalizado la carrera de farmacéutica y unos meses antes de la graduación un poco confusa y queriendo controlar algo, escogí escuchar la voz de mi entorno y no mi voz interior, entre en una dieta restrictiva muy agresiva con mi cuerpo y lo que mi entorno celebró, para esa versión de mi en ese momento fue muy confuso todo, nunca en mi vida me había sentido tan triste y tan rota y a la vez fue el momento que más comentarios “positivos” recibí, perdí casi 20 kg en menos de 3 meses, pasé horas haciendo ejercicio no por amor sino por rechazo y esto me rompió. 

Unas semanas después llegó el acto de graduación y recuerdo que el momento del juramento que hacemos los farmacéuticos fue muy contradictorio para mi, porque si, yo creía y aun creo cada palabra que juré cumplir pero no en la medicina tradicional (esto lo se hoy pero no lo sabía en ese momento) y por otro lado el pensamiento constante que tuve ese día fue yo no quiero esto, yo no soy esto. 

En ese momento me hice un juramento a mi que no verbalice pero si sentí en cada célula de mi ser, me dije a mi misma que no me iba a conformar nunca más, que sin importar el precio que tuviera que pagar no iba a permitir que el externo midiera mi valor, entendí que la cultura de Venezuela no es mi cultura personal y que aunque estoy enormemente agradecida con el país en el que nací no es el entorno que me llena, han sido muchos los años y despertares siguientes pero lo importante es que hoy veo con gratitud todo lo vivido porque fue el catalizador de volver a mi verdad. 

Te cuento esto porque el cambio y la importancia del despertar no es lo que sucede o lo que te hizo despertar sino que haces con eso, te rompes y te hundes o te rompes y te entregas a que esas grietas se llenen de luz. 

Antes de seguir leyendo escucha el audio. Debajo del audio te dejare unos tips para que experimentes tu despertar desde el conocimiento, que para mi es lo único que me trae paz, que no siempre es entender el porqué o para qué, pero sí saber que es lo que está sucediendo.

Texto complementario del audio.

El sufrimiento humano se sostiene en el sentido de identificación. Mientras mayor sea éste, más hondo es el sufrir humano. La identificación es un acto que nace de la imposibilidad de reconocer nuestra verdadera naturaleza interior; asumir que somos el cuerpo, nuestra vitalidad física o nuestra capacidad de raciocinio, implica navegar en el mundo del cambio, en la inestabilidad de las emociones, pensamientos y deseos. Sin embargo, ¿Cómo convencer a alguien de que su dolor nace a causa del sentido de identificación? ¿Cómo es posible traspasar la barrera de la ignorancia y dar la vuelta al conflicto de la mente y a la inestabilidad que ella produce? Imagina que sueñas: conversas, mientras duermes, con cualquiera de las personas que en este estado onírico nacen. Imagina lo difícil de decirles que no existen; imagina la cara que pondrán cuando les comentes que el dolor del cual se quejan por ese ser querido que acaba de fallecer en ese sueño es inexistente. Te mirarán con sus ojos y notarás en ellos lágrimas, lágrimas de dolor, de desesperación ante la partida de un ser querido… y, sin embargo, es tan sólo un sueño. Basta despertar, reconocer a ciencia cierta que estamos despiertos, y el dolor que tiñe de tragedia la vida de un soñante desaparece como por arte de magia. Desaparece por la comprensión de saber que ahora, despierto, aquel mundo se advierte como irreal, ilusorio.

Mientras duermes, aquel con quien hablas se identifica con su dolor; cree a ciencia cierta que su dolor es real. Su mente le lleva a recordar la linealidad de todos los eventos y le augura un futuro sostenido en un pasado y, sin embargo, todo desaparece al despertar. La desaparición del dolor y de la identificación que lo produce acontece a causa de una nueva certeza, la del despertar. Pero mientras no se despierte a una nueva realidad de Ser, el dolor y la angustia que genera la identificación mental con él se hacen insalvables. La cadena que amarra el sentido de identificación con cuerpo y mente empieza a desvanecerse cuando la mente roza la no-dualidad, entendida esta como una forma de cognición especial que denota el continuo no-diferenciado de la Conciencia como relación no-diferenciada entre conocedor y conocido. El dolor huye con las certezas firmes, como la certeza de que la vida vale más en la medida en que nos conocemos mejor; en cambio, cuando la duda planea por la mente, la desazón ronda por la vida. La identificación es un mágico velo que sólo existe en la mente de quien no posee certezas firmes y continuas de sí mismo. Nota cómo un niño muda su dolor en curiosidad en el mismo momento que, mientras llora, advierte un nuevo juguete. ¿Cómo puede desaparecer algo que parecía tan real? La identificación es la falsa creencia de que el conocedor es diferente de lo conocido. Educar la mente para cambiar dicha dualidad mediante la continua atención al fluir del presente es el mecanismo idóneo para trascender la falsa identificación.
– Sesha

Antes que nada es importante que fluyas con las emociones que sientes sin cuestionarlas solo fluyendo, esto se hace respirando y no accionando, sentándose en silencio sin más y permitiéndole a tu mente que diga lo que quiera decir, eres más que eso, oh cariño muchísimo más. 

Tips:

  1. lleva un diario, escribe libremente lo que quieras, como te estas sintiendo lo que está sucediendo en tu vida, lo que quieras, no hay manera correcta o incorrecta si quieres empezar por querido diario o hoy siento… como lo sientas, importante que coloques la fecha, créeme te gustará mucho volver atrás y leerlo, cuando cambiamos muchas veces se nos olvida desde donde empezamos. 
  2. Sé suave contigo, aprende a experimentar la vida desde el observador que no juzga esto lo da el mindfulness, la meditación y prácticas de contemplación como ver el mar, escuchar música suave y caminar en la naturaleza.
  3. Busca ayuda, un profesional, coach, terapeuta o amigo de confianza que haya pasado por alguna situación parecida. 
  4. Se cautelosa con quien compartes tus emociones y tus espacios estás en un momento de gran vulnerabilidad y apertura y dependerá de ti que energía dejas entrar a tu experiencia. 
  5. Lee libros que te guíen como los 4 acuerdos de Don Miguel Ruiz, volver al amor de Marianne Williamson.
  6. Escucha audios motivacionales, recuerdo que escuchaba mucho a joel osteen es un pastor pero más allá de la religión da unos mensajes muy bonitos y liberadores. 
  7. Ten calma todo pasa y nada es para siempre, mientras más resistencia coloques más complejo será. 
  8. Comprométete contigo misma, y no te detengas hasta que sientas que estás bien, que estás en calma y segura. 
  9. No alimentes al miedo, no te limites, haz ese taller de tarot ese retiro de meditación así vaya en contra de lo que te enseñaron, explora fuera de tu zona conocida, es así como te expandes 
  10. Prueba terapias, herramientas ancestrales y técnicas hasta que encuentres la que más resuena contigo y hazla tuya. 

Me alegra ver esas lágrimas en tus ojos, ese corazón arrugado y esa mente hablando desde el miedo, porque es ahí donde te toca escoger a quién escuchar, es ahí, en medio de la tormenta donde decides si asumes tu poder o no. 

 

“Te quiero ver grande en tu poder, llena de placer y bienestar sintiendo en plenitud, viviendo en plenitud” – Los guías 

 

Gracias por estar en este espacio, gracias por despertar y gracias por ser tu. 

¿estás experimentado o has experimentado un despertar? ¿cómo ha sido? ¿que te funciono? 

Si quieres información de sesiones de coaching y tarot terapéutico escríbeme a info@nutrecuerpoyalma.com o envía tu mensaje desde la página de contacto.

Te dejo este sanador video

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*He leído y acepto la Política de privacidad